lunes, noviembre 13, 2006

Devoraos los unos a los otros como yo los he devorado.

La antropofagia vista como acto ritualistico es inconcebible para el mundo occidental. Tan desagradables nos encontramos que preferimos alimentarnos de inocentes vaquitas y marranos de inocente mirada.
Si es con fines comerciales, la venta de carne antropica tendría mayor salida. Cuantas personas están ahora dispuestas a brindar su vida por el bienestar de sus hijos. LEVANTE LA MANO AQUEL QUE QUIERA SER PARTE DE LA DIETA DEL PRIMER MUNDO!.

Gracias por consumir productos que en vez de eliminar el sufrimiento, lo incrementan.

No hay comentarios: