domingo, octubre 21, 2007

LO DE HOY v.2

En este momento las palabras comenzarán a escribirse solas. Vengo de pasear con Antonia por un campo de vacas y hongos. Una amenaza de lluvia hizo que volvieramos antes de poder empezar a cosechar. Un hongo, dos hongos; da igual. No tuvo un efecto mayor al de dar muchas vueltas en el carrusel. Caminar bajo la lluvia es un buen ejercicio para las piernas y para el alma.
Los últimos tres días han estado orquestados por una niña que me cayó bien. Tiene algunos prejuicios y manías propios de nuestra querída sociedad dogmática, pero no importa, me hace reir.


El carnicero no asesina, solo descuartiza.

Adios a quienes me acompañan en esta época, en este espacio, en el pensamiento, la palabra, obra y omisión. Por la culpa de todos ustesdes.

No hay comentarios: