martes, marzo 22, 2011

Sobre la planta de la casa


Estoy viviendo en un apartamento que comparto con otras tres personas. Mi relación con ellas es de una superficialidad enmarcada en lo cotidiano. Por esta razón compré una pequeña planta de flores color naranja. La falta de comunicación profunda entre esas personas y yo fue el motivo por el cual decidí invertir una cantidad determinada de capital en un receptor de estímulos vitales; entendiendo estímulo vital como las acciones que influencian el desarrollo de un ser vivo.
El disernimiento presentado a continuación se desarrolló - y uso el verbo Desarrollar porque el disernir es un proceso y no un resultado - el 22 de marzo del año 2011.

Hoy podé la planta.

El hecho de que en esta noche hubiera decidido podar la planta se debe a que no había internet en la casa. - La caída del servicio de internet produjo una ruptura en rutina. Una rutina es una serie de eventos padronizados llevados a cabo por un sujeto que actua por efectos de la razón y que se conservan con regularidad a través del tiempo. La rutina se diferencia del hábito, pues el hábito no provienen de la razón sino del instinto. El instinto siempre procura satisfacer necesidades de primer orden como comer, reproducirse, defecar o defender un territorio; mientras que es a partir de la razón que se organizan actividades en procurade un bienestar tanto a corto como a largo plazo. Esta rutina consiste en llegar a casa en la noche, prender el computador y buscar disctracción entre las redes sociales,las noticias y los contenidos multimedia. En breves palabras, la anomalía en la constante es provocada por el cambio abrupto de alguno de los componentes del sistema que determina la organización del ambiente. El cambio en este caso fue a nivel técnico y no tecnológico. El problema es técnico porque se produjo en el uso de la herramienta base para el desarrollo de la actividad. El problema no es tecnológico porque no alcanza a involucrar todo el repertorio de variables tanto materiales como de las condiciones contextuales en las que se está realizando la actividad. Lo técnico enmarca la acción directa del uso de la herramienta, en cuanto lo tecnológico concibe a la herramienta como un elemento cultural.La falla operativa se encuentra en el centro de redes y no en cambios
generales en el paradigma mediático.

Entonces, por no tener acceso a un mar repetitivo de información externo a mi conciencia, busqué distracción en un organismo perteneciente a mi proximidad física.
La condición fundamental para seleccionar a este organismo es que brinde una respuesta positiva a los estímulos que le provoque.

Esa planta no tiene nombre. No se lo he puesto ni se lo voy a dar por dos razones. La primera, es que los nombres hacen parte de un lenguaje verbal inadecuado en una relación planta-hombre. La segunda, es que esta planta es la única del apartamento, por lo que no necesita diferenciarse de alguna otra planta.

Los nombres se otorgan con el fin de diferencias diversos elementos pertenecientes a un mismo conjunto. Si el conjunto PLANTAS DEL APARTAMENTO está compuesto únicamente por el elemento Planta de Flores Color Naranja, lo más práctico es que el nombre del elemento sea el mismo nombre del conjunto.

Me senté en el comedor, puse la planta frente a mí, tomé unas tijeras y comencé a cortar. Lo primero que corté fueron las flores secas. Seleccionar las flores secas tiene su fundamento en la necesidad de separar aquello que está vivo de aquello que no lo está. Diferenciar lo vivo y lo no vivo en las partes de un todo es instintivo, es el rechazo natural hacia lo que evoque la muerte. El rechazo se puede presentar en tres niveles: Presencial (un cadaver), icónico (una foto o dibujo de un cadaver) o simbólico (un cementerio). Las flores marchitas serán desechadas así como se desechan las uñas cortadas, el pelo del piso, la saliva fuera de la boca y la sangre fuera de las venas.

Lo siguiente que corté fueron las ramas que estaban más alejadas del centro. Tal como en una sociedad, las partes que están más alejadas del núcleo tienden a debilidarse quedando expuestas al deterioro -perifería-. En el caso de la planta, las ramas más alejadas del los tallos centrales estaban más delgadas, quebradizas y amarillentas que aquellas que se encuentran en el centro. Sin embargo conservé algunas ramas exteriores que daban indicios de convertirse en ejes de crecimiento. Este indicio fue el brote de pequeñas hojas a lo largo de la rama. Las secciones periféricas que comienzan a adquirir características nucleares tienen más oportunidades de sobrevivir que las que no consiguen desarrollarlas.

Guardé las tijeras en la cocina al terminar. Lo que se hubiera considerado en un comienzo una actividad de principios meramente estéticos, no terminó siendo sino solo un juego de discriminación de indicios de muerte. Tal como podar la planta representa la aversión a la muerte, del mismo modo lo hace el cepillado de los dientes,
la ropa limpia y una postura erguida.

Dentro del podado de plantas se califica también la simetría, pero esta noche la simetría geométrica no es un ítem a considerar puesto que, la configuracion simétrica es una noción estréchamente vinculada a la necesidad de construir un sentido (El sentido no se encuentra, se construye) a partir de la reiteración. En esta caso el sentido de la planta no está en su forma sino en la propia vitalidad que depende únicamente de su sana expansión y no de las limitaciones geométricas que el razocínio dominante busque ejercer. Esta planta no es uno de aquellos atrofiados arbustos en forma de hexaedro o esfera que rodean los pequeños feudos de la ciudad.
El propósito de esta planta en el apartamento es responder positivamente a los estímulos que recibe para confirmar la existencia del individuo que emite los estímulos.

Buenas noticias, volvió internet.

No hay comentarios: